Alberto Vásquez fue desde mi niñez uno de esos artistas que marcan tu vida.  Siempre tuve el deseo de conocerle y que sorpresa me llevé cuando por julio de 1995 vino a Guatemala.  Mis amigos Jorge Raudales y Paquito Díaz, hicieron que ese sueño de niña se convirtiera en realidad.  Entrevisté a Alberto y compartí con él anécdotas de su vida.  Además me gocé su concierto.

Por admin